viernes, 11 de noviembre de 2016

sábado, 15 de octubre de 2016

AveAgua invita a esta conferencia.


12 de Octubre: la invasión o el encuentro que dejó millones de almas en vilo



Como cada año, llega un nuevo momento de reflexión sobre el significado del 12 de Octubre, que en el caso de Venezuela, exceptuando los que se identifican con la Iglesia Católica y las creencias cristianas de manera rígida, otros ya sin celebrarlo, como día del "Descubrimento", sino literalmente como el  Día del "Choque de Civilizaciones", "Día de la Resistencia indígena" o de la "Invasión al Territorio", y del inicio de la "Devastación de las culturas autóctonas", y hacia la creación del "Nuevo Mundo", que es un estado al cual falta llegar, ya que aún hoy, es un hecho controvertido, que se rememora, conmemora, celebra, se sufre, se soporta, causa indiferencia o se rechaza. En mi caso, recordando también a Galeano, llego al punto de partida, que es un hecho donde una vez más están las heridas abiertas...aquellas que sólo serán curadas, cuando se respete la existencia, la labor, las leyes naturales para una sana convivencia y del reconocimiento a la trayectoria, sacrificios, dedicación, responsabilidad y entrega de cada ser humano hacia la vida de otros.Como todo proceso humano, en ese "hayarse" o "hallarse", hubo de todo, simpatía, empatía, desconfianza, curiosidad, fonemas, palabras, diferencias, comunicación, incomunicación, mal entendimiento, comprensión, intercambio de símbolos, reconocimiento, pero desde el punto de vista humano, devino en la guerra y la transgresión de los más debiles por el aparentemente mas fuerte, lo que significó un dolor dificil de olvidar, y mas cuando aún sin producirse la necesaria reparación a tantos intereses, mezquindades y a la violencia con la cual los extranjeros prevalecieron, se impusieron, y porque aún pretenden hacerlo.

Se estima que entre la guerra y las epidemias, se creó un gran genocidio, ya que hubo en muchos sitios a lo largo del extenso territorio, de varios nombres, uno de los más conocidos el Abya Yala, en acciones intencionales de homicidio, desplazamiento y aniquilamiento de las tribus, que por otra parte,valga reconocer, tambien tenian muchas divisiones y costumbres guerreras entre ellos, que contribuyeron a su derrota, sobre todo a nivel del imperio azteca, y por otra parte, hay que reconocer que hubo algunos monjes, frailes, responsables, siervos, que realizaron  también acciones de cuido de los indígenas, aunque en general, a cambio de reconocer su alma en una conversión casi obligada, ya que fueron tratados como subordinados, y a la vez, también se dió, que por las enfermedades, hubo una catástrofe poblacional, ya que:

"La población indígena descendió de 65 millones a 5 millones, entre los años que corren de 1550 a 1700".
...De otra parte, la corriente indigenista, sobre todo de la escuela de Berkeley, da la cifra de entre 90 a 112 millones. No obstante, nuevas ponderaciones hacen suponer en el presente que en América existían unos 80 millones de habitantes hacia 1492. De esta cantidad, las tres cuartas partes (unos 65 millones), corresponderían al territorio que luego fue Hispanoamérica. Sus grandes centros poblacionales eran el imperio inca, con cerca de 30 millones, y el mexica con unos 20. Pues bien, hacia 1700, siglo y medio después, este total se había reducido de manera dramática a cinco millones; lo que representa la desaparición de 60 millones de indígenas, unos 400 mil cada año.
Estas cifras se pueden comparar con el número de muertos resultado de la segunda Guerra Mundial. De esta conflagración tampoco se tienen cifras exactas en cuanto a los decesos. Sin embargo, la ONU hace un balance de este modo: 50 millones de muertos en total. Entre los que cabe destacar a la Unión Soviética con 20; Alemania, 7; Polonia, 6; Japón, 2; y 1.5 corresponderían a Yugoslavia"1. 


    Por ello, estas heridas aún abiertas, y en gran parte, sin sanar, y que son provocadas por el trato deshumanizante, que se introyectan en la población resultante, denominados, "mestizos" y la generación de ataques, justificaciones, acciones intempestivas contra el bien hacer de quien procede a cuenta propia, obviando prejuicios, discrimimaciones, limitaciones, es lamentablemente una constante de molestias en el pensar, en el sentir y en las oportunidades, para beneficiar aún a los hombres, y sólo a algunas mujeres, en su mayoría bajo las características de blancos, extranjeros, y que han sido reconocidos en su fortuna y desempeño, a través de papeles principalmente en el Exterior, e incluso algunos así sean producto del robo y la mala procedencia, y muchos bajo la figura jurídica del "Propietario" u "Ocupante", que lamentablemente, han quedado como una referencia política e histórica negativa, y que seria el otro significado a curar, por lo cual, aunque tampoco es causa justa el bandolerismo, ni el robo, ni el pillaje, ni la expropiación, por hacerse justicia de propia cuenta, ante la ceguera aún de la injusticia de intereses foráneos y negligente ante la importancia del buen obrar, ha sido una justificación a lo incongruente de nuestras leyes. Recordemos, la señalada diferencia, reconocida por Fray Bartolomé de las Casas y Fray Francisco de Vitoria, sobre el trato a dar a los indios y hasta a los negros, en relación a la realidad, y por que ello determina la deformación y la poca utilidad de la forma jurídica para resolver a tiempo y en forma oportuna, los conflictos sociales, económicos, políticos, ambientales y en el fondo culturales, que persisten en la realidad venezolana y en otros muchos lugares del Mundo, donde la "Verdad" termina siendo transada en sojuzgamiento, dinero, usurpaciones, expropiaciones, capitulaciones y llevada a la mera negación, y a las personas, a la sobrevivencia.




Ser o reconocerse como "mestizo" o "mestiza", mixto, para ser hombre o mujer libre, fue la forma para tratar de aliviar y superar los  "resentimientos", de padres violadores, de madres "impuras", de madres "sometidas", "sumisas" y de padres "tiranos" o de madres "altivas" o "descalificadoras", y de padres "alejados", de familias de primera, segunda, terceras o su consideración como "animales" que generaron toda una descendencia, donde quizás como en otros lados, siguen prevaleciendo ese stress y las pasiones bajas, tensas, en sociedades que en su inconsciente aunque desean ser distintas, mas que siguen sumergidas en los dolores, del verse además estigmatizadas como "inferiores", "subdesarrolladas", y que expresan ese síndrome de los perros o de la serpiente, que se muerden la cola, en una existencia medio feliz o medio infeliz, según cada quien valore su propia historia, lejos o desdibujada la referencia en felicidad completa. La realidad, es que a la vez todo ese sufrimiento, resentimiento es casi olvidaddo, mucho desde lo pragmático, en particular, en nuestro país a través de la chanza, la broma, el olvido selectivo, dejar pasar, dada la conciencia, de lo corta de cada existencia humana, al tratar de superar lo mejor que cada quien puede o según le toque su propia posición en esta realidad y contraste, según su ubicación en el contexto social, evalúe sus posibilidades, argumentando mas que el perdón, la reparación, y la responsabilidad,  el olvido, en la desestimación, la conformidad y hasta la negación para llamar al sosiego, lo que permite el empuje de la cotidianeidad y para permitir el disfrute, esa "normalidad", sincretismo e indiferencia ante lo distinto en la superficie de las relaciones.


Sin embargo, esta identidad, reconocerse y actitud "mestiza", sin llegar a borrar los existentes problemas, a quien llega por algún motivo, circunstancias, a padecer de la maldad, la inequidad y la injusticias, que ayer y hoy agravan los problemas sociales, de los grupos, las tribus y en la civilización o la violencia existente, antes de la llegada de los españoles, portugueses, italianos, ingleses, franceses y holandeses a esta otra parte del Mundo, y que con el transcurrir del tiempo, en otros ojos y otras generaciones, simplemente ahora reafirman en estas tierras sus propias búsquedas, anhelos, intereses, y de tanto en tanto, la realización a través desde el amor, aunque ello signifique en función de los juegos por el poder y desde el poder, convencer a los habitantes del territorio de su "desconocimiento", y "adolescencia", y hasta de tratar de inocularles, querer convencerlos de la incapacidad de gestionar sus propios asuntos, a diferencia de los criterios que puedan elaborarse o decidirse desde otros lugares que también tienen sus propias luchas, contradicciones, padecimientos unos supuestos "mejores" criterios para visorar una mejor realidad, cuando en realidad en variadas ocasiones cuentan es con "nuevos" "artefactos y modelos tecnológicos" que a la vez a veces dista de mejores formas de entender como cultivar, cuidar y mejorar las relaciones, siendo palpable el retraso y la infuncionalidad en reiterados casos, de los sistemas de justicia reconocidos, para lograr la reparación, reencuentro, reforma, reincorporación de quienes delinquen, ya que sin soluciones administrativas y sociales coherenres, ya que arrastran y presentan en general, grandes fallos.


Sin duda, el tiempo pasó...el pasado de la conquista y la colonización, simplemente en parte, se fue desdibujando...lo vinculado a lo mercantil, a lo agrícola...mas aun presentes...Luego de las guerras mundiales, y ya en el siglo XX, en Venezuela, añorando el "blanqueamiento" y la posibilidad de la ayuda humanitaria, se dan nuevas recepciones de inmigrantes, lo que permitó las mezclas de conveniencia, de sobrevivencia, de amor, de perdón, pero en el fondo de un nuevo encuentro, pero donde hubo mucho atropello, silencio, ahogo, discriminaciones intestinas, en paralelo o como parte de la "convivencia pacífica" y por ello, una vez mas todo eso se quedó en el inconsciente, en lo pendiente, siendo que la herida, se colo aún mas en el discurso, y hasta en las nuevas ideologías, resaltando esa raíz de rencor, anhelo, extravios, en desmedro del esfuerzo por el reconocimiento, y porque aún hoy hay una inmensa necesidad de reparación, sed de justicia e inclusive ganas de venganza, siendo que la rencilla y el desasosiego quedó, siendo mucha la necesidad de un mundo sin mal, alejado de Cain ,y donde Abel realmente Viva....donde el Arbol de la Vida vuelva a ser observado, respetado y cuidado. Como en otros lados, donde por diferentes razones, algunas parecidas, también han habido guerras, pérdidas, lesiones, la mayoría de quienes las sobreviven y de quienes viene al mundo, a la vez sólo desean salir adelante, superar, sanar, ya que desean continuar sus vidas, a costa a veces de atropellar o dejar de reconocer sus enfrentadas emociones, opiniones, creencias y posiciones, y del impacto de estos supuestos y explicitos dolores, traumas, deseos, en las instituciones: pareja, familia, escuela, trabajo, universidad, liderazgos. Considero, muchos han apostado en muchos casos, a favor del bienestar, calidad de vida, el respeto, la libertad, realización, en vez de incrementar los dolores, aunque muchos sumidos en severas lesiones, como la fallas en la dicción, la mala educación, la ignorancia, la insalubridad, la sobrevivencia, la flojera a veces encubriando problemas de salud, por justamente, la reiterada mezcla de los negocios con la injusticia, del trabajo forzado en muchos casos hasta la locura, justificados con procedimientos, normas, decretos y leyes algunas hasta absurdas, en una supuesta razón para la manipulación, siendo casi insólito que la buena parte de la estructura colonial, a pesar de los grandes cambios en los ultimos 300 años, se mantenga aún vigente, con algunas variantes, a favor de la gente negra o mulata, y siendo desplazados los indígenas, a penoso y lamentable tener que reconocerlo, último lugar.


En Venezuela, donde se señala que apenas la población indígena aproximadamente ocupa un 2,7% de la población, suele ser aún, una de las poblaciones mas desprotegidas, vulnerables, asediadas por las discriminaciones sociales, las decisiones gubernamentales, y la subestimación social y hasta personal, siendo muchas veces desconocidos los derechos de estos pueblos, como lo que pasó en las luchas sobre el tendido eléctrico o actualmente por las decisiones inconsultas sobre la explotación de los minerales, en el llamado "Arco Minero" en irrespeto a las previsiones constitucionales, históricas, éticas y morales.


En este sentido, urge que haya honrada consideración para resarcir y proteger a estas personas, completas, sin "protectores" e igualmente cuidar con mas certeza, nuestros recursos naturales, agua, aire, tierra, energía, y diversidad, ya que en muchos casos, son literalmente obviados los sobrevivientes de la racia; expuestos a la intraculturación, transculturización, evangelización forzada, coercionadas mediante el abuso, el engaño, las falsas ayudas, el endeudamiento, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia y el desconocimiento o chantaje para la pérdida de sus valores, costumbres, habilidades, alterar o variar su organización y renegar de sus creencias.


Por ello, este es un buen momento para elevar una oración por el descanso y retorno de las millones de almas que quedaron inconformes por la invasión de su casa, que fueron sojuzgadas, subestimadas, negadas y desconocidas, siendo más que necesario que quienes representan a quienes ayer mataron, robaron, saquearon, violaron, justificaron y estigmatizaron, entiendan la magnitud de los nuevos tiempos; igualmente valga una oración para quienes inbuidos en su cultura, a nombre de sus creencias, rey, visión de la vida bajo el vasallaje, perdieron la vida asesinando o sojuzgando a otros, lo que requiere algo mas que una disculpa o un perdón simbólico, como hizo el Papa Francisco recientemente, el 15 de Febrero de 2016, aunque antes nunca los reyes o gobernantes de los antiguos imperios, se han realmente disculpado, y al contrario, de manera insólita, hace tan solo un año antes, en 2015, han insistido en llamar "panchitos" a los latinoamericanos e  hispanos, aunque se ha de reconocer que desde el punto de vista económico y social, han sostenido en especial, a través de las embajadas, agencias de cooperación, en el  último siglo, algunos programas de ayuda, a modo de muestra, "vitrina", en algunos países, financiando variados proyectos del "desarrollo", y hacia la "organización" social y comunitaria,  pero muchas veces bajo su propia óptica, y en fin en la promoción del "olvido", dada la prevalencia de la población mestiza, y por ende, que a veces desconociendo la magnitud de los aún actuales insultos y ofensas, se esfuerza por olvidar, superar, perdonar, ser reconocida y vivir. 
Esto se debe como se desprende de la evolución de los pueblos indígenas, que tampoco llegan a ser mayoritarios, ni siquiera por percepción, por aquello que el  "criollo" sólo en contadas situaciones, se identifica con un ser autóctono, dada la progresiva desaparición y extinción entre los indigenas existentes de los idiomas propios, siendo que inclusive entre los venezolanos, sino fuera por acciones simbólicas, a veces aparejado a la politica pùblica gubernamental, muy pocos se dirian comprometidos con la defensa de la tierra, sus recursos, el agua, ni en cuanto a la contemplación, ni el respeto a lo sagrado, bajo el miedo de ser considerados "inferiores". Estos los asuntos complejos de la supervivencia y reconocimiento a la verdad, que duele desde hace ya unos cuantos años. Ojalá en los años venideros, nuevas generaciones sean mas consecuentes con el cambio honesto en repación y proporción a los daños que se han hecho, que fueron cometidos, y desvirtuados, ocultados, muchas veces por la dependencia de instituciones, simbolos y sentidos que privilegian la imposición de los antiguos conquistadores, a pesar de los años de liberación como República, mas con estructuras jurídicas y políticas que siguien siendo casi de la Colonia, y siendo que finalmente cada conjunto humano, vive, anhela, alcanza, esperamos que algún dia lleguemos realmente a la Equidad, el respeto y a una mas sana convivencia claridad en el mensaje, y la acción en esta tierra del Espiritu, de Encuentros, Desencuentros, Reparación, Posibilidades y Vida!

Fuentes: