martes, 28 de julio de 2015

EL SAMÁN DE PAJALOTE. El Socorro.Estado Guárico.

Hoy con más de un 1/4 de siglo de haber sido sembrado en tierras Socorreñas prodiga su sombra a todo que a su sombra se cobija o se aquerencia. y en nombre de la madre naturaleza vaya el reconocimiento a todas aquellas personas que prestaron sus cuidados a la hebrita de Samán,hasta llevarlo a su actual corpulencia.
Este Samán está en una de las esquinas del cementerio de la ciudad de El Socorro Estado Guárico. Con orgullo, comentamos que es el Árbol desde el punto de vista ambiental más importante de nuestro Estado, ya que es hijo del legendario gigante verde de Aragua, El Samán de Güere.

La tradición oral da cuenta que en la década de los 8Os el Sr Felix Bravo trajo de la región Aragueña un arbolito que al decir de los vecinos era un ramito muy débil literalmente una hebrita. El samancito fue sembrado con todo el cariño de su protector en la esquina del cementerio calle Simón Rodriguez en la entrada del barrio "Paja lote" de esta población y se convirtió en el centro de atención, celo y protección por parte de Don Felix Bravo y Doña Santiaga Vásquez - ambos lamentablemente fallecidos, como también de los preocupados vecinos.

Para aquel entonces, el camposanto estaba protegido por una cerca de estantes y alambre de púas ( es de recordar lo inoficioso que alguien consideraba cercar los cementerios, pues los que estaban adentro no podían salirse y los que estaban afuera no querían entrar) y cuentan que para cambiarle el aspecto los gobernantes de turno ordenaron construir de bloque y cemento la cerca del mismo.
El problema ocurrió cuando los vecinos se percataron que en el plano de la nueva cerca "se llevaba en claro" al consentido Samancito. Prontamente los vecinos salieron en su defensa argumentando que se trataba de un árbol histórico pues el mismo, era  un descendiente de el memorable Samán de Guere; mientras el contratista se empecinaba en llevar adelante la obra. Los vecinos recurrieron a la junta comunal presidida por el educador Maximiliano Moya Dicotto de quien recibieron apoyo imponiéndose la fuerza vecinal al acceder el constructor a sus peticiones.

Esta nota es gracias a Jesús "Chucho" López ( En la gráfica)

Don Chucho López, de joven muy buen pelotero, político de encendida oratoria, cuatrista, cantante serenatero, hijo de doña Teófila, artesana que hacía las mejores alpargatas de la región. Finalmente subrayamos que Chucho López es un hombre de fina pluma, tanto en contenido como en literatura. 
Desde la Agrupación Ecológica "la Tierra Primero" hemos querido brindar este discreto y sencillo homenaje a tan distinguido ciudadano de la ciudad de El Socorro, Estado Guárico.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario